Pilares de la influencia digital

Como ya comentamos en nuestro post Influenciadores en la Red, hay una serie de características comunes a todos los Influencers y que son las que les permiten llegar a altas cotas de reputación on line.

Según David Armano, director de Estrategia Global de Edelman Digital, los seis pilares de la influencia son:

ALCANCE: La cobertura de un influencer es enorme gracias a la red tejida a través de Internet. Si antes una opinión quedaba plasmada, por ejemplo, en un diario escrito, ahora cualquier comentario de un influencer se propaga de manera exponencial a través de las redes sociales y blogs, llegando a alcanzar a lectores o usuarios que de otro modo no tendrían acceso.

PROXIMIDAD: Otra de las características de los influencers es el contacto que tienen con sus seguidores. Los influenciadores suelen mimar sus cuentas, procurando mantener el contacto y responder rápidamente a cuestiones o sugerencias de los usuarios. Esto hace sentir al seguidor más cerca del influenciador.

EXPERIENCIA: La comunicación se basa normalmente en la experiencia. El influencer suele ser conocedor de algún tema concreto y sus seguidores lo buscan porque les aporta contenido importante sobre ese campo. Generalmente cuando se tratan temas específicos, se suele contar con un blog o canal de YouTube para poder desarrollarlos ampliamente.

influencers commoestudio

RELEVANCIA: La relevancia de un determinado contenido es proporcional a la capacidad de rendimiento que el influenciador tiene dentro de una comunidad.  Por ello los influencers suelen consultar con sus seguidores que temas quieren abordar en su próximo post.

CREDIBILIDAD: La transparencia es de vital importancia.  Los seguidores de un determinado influenciador necesitan sentirse conectados con ellos, y constatar que son personas naturales.

CONFIANZA: Hay muchos modos de transmitir confianza, como compartir con los usuarios historias de su día a día y opinar sinceramente sobre algún producto. Es un rasgo esencial para que los seguidores comiencen a creer en él.

Además de estas características, existen otros motivos para llegar a ser un influenciador, como por ejemplo, tener buenas habilidades comunicativas o ser constante y periódico en las publicaciones.