Casa Farnsworth

Iconos de la arquitectura: La Casa Farnsworth

La Casa Farnsworth fue diseñada y construida por el arquitecto alemán Ludwig Mies van der Rohe entre 1946 y 1951, y es un icono de la arquitectura del Movimiento Moderno. Representa uno de los mejores ejemplos de la arquitectura de vivienda unifamiliar del siglo XX, y en general de la Arquitectura Internacional.

Casa Farnsworth

Mies van der Rohe (1886-1969) | Construcción de la vivienda

Situada junto al rio Fox (Illinois, Estados Unidos), constituye uno de los ejemplos pioneros y paradigmáticos del minimalismo, es una muestra más la sencillez arquitectónica y la perfección en los detalles constructivos de Mies van der Rohe.

Para desligar la casa de cualquier otra intervención humana, Mies decidió omitir un camino de acceso y otros elementos de urbanización. La casa permanece entre los árboles como si flotara.

Casa Farnsworth

Casa Farnsworth | Fachada principal

El edificio se organiza a partir de dos plataformas rectangulares elevadas del suelo. La primera de ellas carece de muros y cubierta y actúa como terraza. Desde ella se accede a la segunda plataforma que sostiene a la vivienda propiamente dicha. Los únicos elementos que destacan en la construcción son estos los planos horizontales  que forman la terraza, el suelo y techo de la vivienda. La estructura está resuelta con perfiles de acero y el cerramiento de fachada está constituido por grandes paños de vidrio, lo que le confiere una transparencia extrema.

Casa Farnsworth

Planos de la Casa Farnsworth | Alzado principal y planta

 

Casa Farnsworth

Plataformas de acceso | Estructura metálica y cerramiento vidrio

El interior no va compartimentado y solo contiene un núcleo central de madera, con las instalaciones sanitarias, que separa la cocina y los dormitorios de la sala de estar.  El suelo, en mármol travertino de 60×90 cm, actúa como módulo compositivo y permite crear una suave transición entre el interior y el exterior.

Casa Farnsworth

Interiores Casa Farnsworth

Casa Farnsworth

Fachada posterior

El hecho de parecer flotar sobre el prado y su transparencia casi radical, convierte a la vivienda en un mirador concebido para homenajear la belleza del paraje circundante, pero a la vez actúa de manera inversa, renunciando casi completamente a la privacidad. Esta casa, que parece no serlo, por su transparencia y sencillez es, sin embargo, un claro ejemplo de que “menos es más”, tal y como solía argumentar el propio Mies.