Snapchat

Snapchat, batiendo records

Snapchat arrasa entre los más jovenes. Su éxito es tal, que Facebook intentó comprarlo por 3000 millones y fracasó.

Snapchat funciona de forma similar a una app de mensajería instantánea (textos, fotos, videos…). La principal diferencia es que se puede seleccionar el tiempo que el receptor podrá ver ese mensaje (de 1 a 10 segundos) antes de que se destruya. También existe la posibilidad de realizar videollamadas.

Se puede mandar, por ejemplo, una foto al destinatario especificando el tiempo que tiene para acceder a ella. Al destinatario se le notifica que tiene un mensaje y el tiempo que tiene para poder verlo. Para poder visionarlo, hay que presionar sobre el mensaje durante un tiempo (y no dejar de presionar), por lo que es realmente difícil poder realizar una captura de pantalla.

Snapchat

Se usa sobre todo para compartir fotos de móvil de forma efímera. Muestra el día a día de los usuarios, pero con fecha de caducidad. Es por eso, que las fotos enviadas por Snapchat, no están tan cuidadas como las de otras aplicaciones como Instagram, ya que todo el mundo sabe que sólo quedarán en la memoria del usuario receptor y no en la memoria del Smartphone.

La aplicación está degenerando en un mal uso por su capacidad para mandar contenido subido de tono y que éste no quede registrado. Aun así, Snapchat sigue batiendo records y es la app de mensajería con más reproducciones de vídeo por usuario. Y es que los usuarios activos en Snapchat hacen que las reproducciones diarias dentro de la plataforma superen las 10.000 millones, batiendo récords desde los 8000 millones de febrero de 2016.