Televisión y redes sociales

La última gala de los Oscar fue la más vista de la década en Estados Unidos con más de 43 millones de espectadores, pero lo que sin duda suscitó mayor éxito fue el selfie de Ellen DeGeneres que compartió en las redes sociales y alcanzo los casi 3 millones y medio de retuits.

Esto solo viene a demostrar que los espectadores que ven la televisión, están a la vez interactuando en la red, comentando, criticando o alabando la programación.

Las cadenas de televisión se enfrentan cada día al examen de las audiencias tradicionales y  a las no tradicionales, es decir, a las redes sociales.

Según Ana Cerezo, responsable de comunicación de Global In Media: “Para los canales es fundamental conocer el sentimiento que generan sus programas en las redes sociales: qué es lo que más gusta, lo que menos, los concursantes con más gancho…”

Desde el año 2012 ha aumentado exponencialmente el número de espectadores tuiteros que ya supera los 4 millones. Pero el perfil de la audiencia social no coincide con la tradicional. Hay programas muy comentados en la red, que generan records de comentarios en Twitter pero que en la práctica no generan cuotas de pantalla y viceversa.

Hasta tal punto ha llegado este feeling entre televisión y redes sociales, que algunos programas televisivos cuentan con espacios para informar sobre los comentarios de sus espectadores en las redes sociales, y por eso, las emisoras suelen proponer etiquetas para fomentar la participación.