Personal Branding

Las marcas suelen asociarse siempre a un producto o servicio a nivel empresarial pero, se puede construir una marca personal para uno mismo. El  Personal Branding es considerar a la persona como una marca y surgió como técnica para la búsqueda de trabajo.

Dependiendo de cómo se gestione esa marca y se trabaje en la red, puede ayudar a nivel profesional y personal. La estrategia consiste en trabajar para posicionarse en un entorno 2.0 y ser conocido por los usuarios. El reconocimiento por parte de la ‘red’ permite sobresalir entre los demás y por tanto ser más competitivo.

pb2

La marca debe tener un nombre fácilmente identificable, y lo mejor es utilizar el nombre propio de la persona. El avatar debe representar a la marca, por tanto una buena fotografía de uno mismo es lo ideal ya que refleja cercanía y confianza.

Los canales de social media en los que se debe estar presente casi obligatoriamente son: Facebook, Twitter (la red más viral), LinkedIn, Google +  e Instagram. Pero además, es casi imperativo crear un blog o una web personal que nos permita desarrollar con más detalle la marca.

Lo vital es interactuar, generar confianza y respeto al emitir un contenido y saber generar un feedback que permita conexiones de calidad. Ahora  sí, el secreto de una buena marca personal es creer en ella, hay que amarla al 100%.