Empleo y Redes Sociales

El mundo de la comunicación cambia a pasos agigantados, y el continuo desarrollo de las redes sociales es una buena prueba de ello. En la actualidad, la amplia variedad de éstas nos obliga a conocer bien su funcionamiento y beneficios. Usarlas de manera correcta se ha convertido, por tanto, en una necesidad que no debemos obviar si queremos sacar su máximo partido, por ejemplo, para la búsqueda de empleo.

Según el informe anual de 2014 de IAB Spain Research (corporación representante y promotora del sector de la publicidad y el marketing digital en España) en 2013 el 79% de la población utilizaba las redes sociales habitualmente frente al 51% de 2009. Sin embargo, según este documento, los actuales usuarios de redes sociales las suelen utilizar como simples espectadores.

Es importante sacar partido de esta inagotable fuente de información y contactos, y por tanto, es necesario saber cómo actuar en las redes para sacar el máximo provecho y que las empresas se fijen en nosotros.

trabajo-redes-sociales

No todas las herramientas de comunicación aportan la misma información, ni están destinadas al mismo público. Aunque todas ellas pueden ayudar en la búsqueda de empleo, cada una de las redes sociales está enfocada a un tipo claro de interacción. Por ello, para estar en contacto con amigos, lo más recomendable es utilizar Facebook, si se desea información, Twitter; para buscar trabajo directamente, Linkedin o si se pretende crear contenidos propios, WordPress o Blogging. Es importante recordar que cada red requiere un estilo de lenguaje diferente, unas son más coloquiales y otras bastante serias. Debemos ajustarnos al tipo de lenguaje de cada una.

Una vez elegida la red o redes sociales que más nos convienen, es importante crear un círculo de interés propio relacionado con los gustos, aficiones o con la propia profesión de cada uno para así poder hacer un filtro de la información que queremos conocer. Una tarea que es especialmente importante ya que pone en contacto directo a las empresas con los usuarios.

Pero no sólo es relevante elegir qué información queremos conocer, también hay que tener en cuenta la importancia de generar contenidos que susciten el interés de los propios seguidores y de las empresas, pues pueden ser utilizados para evaluar a los candidatos en un proceso de selección. Una buena opción es publicar contenidos propios que demuestren nuestros conocimientos.

Las redes sociales están muy presentes en el mercado laboral y, por eso, es necesario ser activos para que aumenten nuestras posibilidades de ser contratados. Según el Estudio Infoempleo y Adecco sobre redes sociales y mercado de trabajo, el 64% de los profesionales de recursos humanos en España considera que un candidato activo en redes sociales tiene más oportunidades laborales. De hecho, en 2013 un 57%, utilizaron este medio para reclutar candidatos, cifra que nos hace vislumbrar la influencia de estas herramientas en la búsqueda de empleo.