Colores a la carta

Los colores son una parte muy importante a la hora de diseñar, por ejemplo, el logotipo de una empresa. El color dice mucho de una marca e incluso la caracteriza para toda la vida. Son ejemplos de ello el rojo Coca-Cola, el lila de chocolates Milka o el azul de Facebook.

Los colores como el amarillo y el rojo pueden denotar alegría, pasión, ocio y llamar poderosamente la atención.  El azul refleja seriedad y confianza, por eso suele utilizarse en los logotipos de bancos o aseguradoras. Los naranjas aportan un carácter más desenfadado. Los rosas transmiten delicadeza e inocencia, el negro glamour o elegancia y el verde es el símbolo de la armonía y el equilibrio.

Por eso, hoy en día, el color en el marketing es esencial influyendo en casi un 80% en el reconocimiento instantáneo de la marca.

Por tanto, fue esencial establecer un criterio universal o sistema de control de los colores, que marcara a cada color con un código que siempre será el mismo.

pantone1

El sistema de control de colores más reconocido y utilizado es el Pantone.   Se basa en una paleta o gama de colores, las Guías Pantone. La ventaja de este sistema es que cada una de las muestras está numerada y una vez seleccionada es posible recrear el color de manera exacta.

Otro sistema igualmente conocido, e incluso anterior al Pantone es el RAL. Es el estándar más utilizado en Europa Central y consiste en una serie de códigos que definen cada color mediante un conjunto de dígitos.

pantone_orquidea

Existen otros sistemas pero siempre hay equivalencia entre sus códigos de colores.

Como curiosidad podemos contarles que el Instituto Pantone anuncia cada año una gama de colores y en especial uno que considera el “color del año” basándose en diferentes criterios. Según su directora Letrice Eisman “los colores utilizados en cada periodo corresponden al estado de ánimo de la sociedad en ese momento. El Pantone Orquídea Radiante 18-3224 es el Color del Año 2014, un fascinante, mágico, y enigmático púrpura.