Packaging

El Packaging no es más que la traducción al inglés de la palabra embalaje. Según la Real Academia Española (RAE) en una caja o cubierta con que se resguardan los objetos que han de transportarse. Así de simple.

Las funciones de buen embalaje son las de proteger el contenido, facilitar la manipulación, informar sobre sus condiciones de manejo, requisitos legales, composición, ingredientes…

Entonces, ¿qué es lo que convierte a este término en algo tan de moda en estos momentos?

Diseñadores, creativos y publicitarios tienen como objetivo atraer la atención de los clientes y el packaging se ha convertido en una de las principales ventanas de comunicación hacia el consumidor.

La presentación del producto puede convertirse en un éxito o un fracaso según sea el embalaje que lo contiene. Además con un buen packaging, el marketing es más efectivo y la venta del producto aún cuando éste no se publicita suele ser el mejor de los reclamos. Se trata de la imagen que perdura en la memoria del consumidor. En ocasiones, el usuario se decanta por comprar productos que le permitan conservar su envase de por vida. Veasé el caso de una conocida marca de crema cacao ¿qué familia no tiene en casa sus envases (vasos) de cristal?

packaging2

Miel Bzzz. diseñado por Stepan Azaryan, de Backbone creative, la caja para huevos diseñada por Otília Erdélyi o los paquetes de Wondaree Macadamias Diseñado por Ashlea O’Neil son algunos ejemplos de un buen packaging.