Video Marketing

Más del 80% de los marketeros utiliza vídeos en sus propias websites. Desde los últimos años, los costes de producción de los vídeos han caído gracias a la tecnología digital, al igual que las barreras a la distribución de vídeos, que cada vez son menores gracias a internet.

Los spots publicitarios albergan más posibilidades de ser virales en las redes sociales si entretienen y conmueven al usuario y la marca pasa desapercibida.

Estos factores han acelerado la adopción del vídeo marketing por parte de los expertos del marketing.

Estamos en un momento en el que lo más importante, es poder satisfacer al cliente o prosumidor, y parte de esa satisfacción es permitirle ver cuantas veces quiera nuestro , y sobre todo en el momento en que lo desee.

  • El video fortalece la imagen y la marca de una empresa o institución.
  • Es un formato muy poderoso, pues llega a todos los públicos de forma contundente.
  • Es casi gratuito.
  • Prácticamente todas las redes sociales permiten “embeber” videos desde diferentes plataformas.

El aumento de internautas que consumen vídeo on line ha incrementado la inversión de las empresas en internet, un medio audiovisual, social y móvil. Dentro de tres años el consumo de contenidos audiovisuales en la web supondrá el 67% del tráfico de datos.

En esta tendencia YouTube, con su más de un billón de visitas al mes, juega un papel crucial. Aunque también toman protagonismo otras plataformas especializadas en el vídeo como Vimeo, usado por 250.000 webs para compartir vídeos, o Vine, que en un año de vida ha alcanzado los 40 millones de usuarios. En este sentido, cabe destacar asimismo Google Hangouts, la herramienta de videoconferencias de Google+, e Instagram, donde el 40% de los vídeos más compartidos de la red son spots publicitarios.