Taj Mahal, un monumento al amor

Artículo publicado en la revista LECOMENTS en agosto de 2008

Patrimonio de la Humanidad desde que en 1983 así lo reconociera la UNESCO, es una de las siete maravillas del Mundo Moderno. Esta popular joya de la arquitectura se encuentra en Agra, al norte de la India.

En 1607, el príncipe Shah Jahan, heredero del Gran Imperio Mongol, de 20 años de edad, se enamoró de Mumtaz Mahal. En la Ciudad de Agra, se celebró la coronación de la princesa persa-musulmana de 19 años que se transformó en la segunda esposa y la favorita del emperador.

tajmahal

Mumtaz Mahal dio a su esposo una gran descendencia, ya que murió luego de dar a luz a su 14º hijo. El emperador, desconsolado, inició enseguida la construcción del Taj como ofrenda póstuma. Pero antes de morir le pidió a su esposo que cumpliera estas cuatro promesas: que construyera su tumba; que se casara otra vez, que fuera bueno con sus hijos y que visitara su tumba cada año en el aniversario de su muerte.

Shah Jahan comenzó la construcción del Rauza (tumba), y emplazó la construcción en los bancos del río Yamuna en 1631. Veinte mil personas trabajaron en la obra durante 22 años (hasta 1653) dando forma en mármol blanco a una arquitectura que fusiona la tradición hindú con la persa-musulmana. Los materiales fueron transportados desde Makrana a 300 kilómetros de distancia mediante 1000 elefantes.

tajmahal4

Las piedras preciosas fueron traídas desde Bagdag, China, Afganistán, Tibet, Egipto, Persia, Yemen, Rusia y Ceylán para adornar el interior y el exterior de esta tumba. Sin embargo, este esfuerzo monstruoso tuvo un alto costo para Shah Jahan que vivía enloquecido por su homenaje de amor.

A poco de terminar la obra en 1657, Sha Jahan cayó enfermo y su hijo Sha Shuja se declaró a sí mismo emperador en Bengala, mientras Murad, con el apoyo de su hermano Aurangzeb, hacía lo mismo en Gujarat. Cuando Sha Jahan, muy enfermo ya, se rindió a los ataques de sus hijos, Aurangzeb le permitió seguir con vida en arresto domiciliario que cumplió en el cercano fuerte de Agra. La leyenda cuenta que pasó el resto de sus días mirando por la ventana al Taj Mahal contemplando desde las rejas la maravillosa obra a la cual dedicó su vida y su imperio y que es aún hoy el monumento más impactante de la India. Después de su muerte en 1666, Aurangzeb lo sepultó en el mausoleo al lado de su esposa, generando la única ruptura de la perfecta simetría del conjunto.

tajmahal3

Este descomunal mausoleo, construido como tributo a la memoria de la amada esposa del emperador, es en realidad el regalo de Shah Jahan a toda la raza humana. Las historias de la Corte señalan que el nombre de “Taj Mahal”, traducido generalmente como “Palacio de la Corona” o “Corona del Palacio” no es más que la versión abreviada del nombre de la emperatriz Mumtaz Mahal. El Taj Mahal es el símbolo monumental del amor de un hombre por una mujer.

 

Edición impresa del artículo publicado:

Taj Mahal

Tags: