Espacios mínimos

Artículo publicado en la revista LECOMENTS en Febrero de 2007

“La calidad está en el espacio”, es la idea más defendida dentro de la historia de la arquitectura. Todos los grandes de la arquitectura, arquitectos o no, postulaban con éstas u otras palabras este concepto. Ahora bien, ¿qué parámetros nos quedan si lo que no tenemos es espacio?.

El encarecimiento del suelo y los nuevos modelos de familia han hecho que las viviendas cada vez sean más pequeñas. Las células residenciales encogen de tamaño por momentos. Apartamentos de 35 metros cuadrados a precios inimaginables hace 4 ó 5 años son la compra más razonable en estos momentos. Un nuevo modo de vida está apareciendo y está generando nuevos sistemas de convivencia. Las nuevas mini viviendas han de dar una solución completa de espacio en el tiempo.

Ante este panorama los profesionales del diseño se han visto forzados a buscar nuevas estrategias que rompan con todo lo anterior, principalmente porque ya “no cabe”. Estamos ante “espacios mínimos”, abiertos y polivalentes, compactos pero vacíos y con un mobiliario que desempeña múltiples funciones.

Estos zulos de diseño han propiciado la aparición del concepto “Smart house”, ambientes diáfanos distribuidos a base de electrodomésticos y mobiliario casi a medida. Mediante un interiorismo inteligente se puede sacar el máximo rendimiento funcional a estos mini hogares. El gran objetivo, distribuir sin compartimentar. Esta tendencia consiste en eliminar de tabiques y hacer sólo las divisiones imprescindibles para preservar la intimidad, en el baño y dormitorio, incorporando elementos con diseños y colores muy estudiados. Electrodomésticos y mobiliario cumplen doble o triple función: decoran, contienen diferentes espacios, gracias a sus mecanismos, y generan ambientes aportando materiales y colores.

El gremio ha sido capaz de obtener diseños geniales. Estamos ante viviendas mínimas perfectamente equipadas que satisfacen todas las necesidades actuales. El urbanita enamorado de “la citi” dispone de pocos metros cuadrados con las mejores calidades y electrodomésticos en plena urbe, vive a lo grande en su pequeño apartamento.

amsterdanapart

Este pequeño Apartamento en Amsterdam, es un claro ejemplo de este concepto. Un hogar abuhardillado que esconde en su interior un espacio totalmente descomprimido y con calidad. Los colores claros y una precisa elección del mobiliario configuran un espacio agradable para habitar. La virtud de poder disponer de iluminación natural en todas las estancias hace que no recordemos que estamos en un apartamento de menos de 40 metros cuadrados.

capsulastokyo

Japón ha sido probablemente la nación que más pronto ha afrontado de un modo serio el problema de la falta de espacio. Ésto junto con la más que sobrada tenacidad meticulosa de sus diseñadores hace que podamos encontrar allí una gran variedad de soluciones al problema de la falta de espacio. Las alternativas son muchas y algunas bien atrevidas, como las cápsulas dormitorio en Tokio. Camas de alquiler empotradas en cabinas, dotadas de una serie de servicios mínimos, radio, televisión, despertador, que comparten unos aseos comunes por planta. Hoteles que ofrecen una solución temporal a sus inquilinos. Sin embargo son otro tipo de soluciones menos extremas y de más calidad las que nos interesan en estos momentos.

casalayer

La Casa Layer, de Hiroaki Ohtani, una unifamiliar asentada sobre una superficie mínima de 25 metros cuadrados que se apoya en el suelo y crece. Resuelve su espacio verticalmente. Conecta espacialmente todas sus estancias mediante una escalera completamente abierta. La vivienda responde a un modo muy oriental de entender la arquitectura. La tendencia minimalista de sus interiores combinada con materiales tales como la madera o la piedra ofrece un ambiente interior limpio aunque muy cálido. En este espacio la luz vuelve a ser protagonista, filtrada a través de un lucernario lamado, baña los espacios interiores generando bandas de luz que se entrelazan con los despieces de la piedra de los paramentos. Puede que sus angostas escaleras sin barandillas no sean apropiadas para cualquier usuario, pero es incuestionable la brillantez de la solución arquitectónica.

habhongkong

Apartamento en Hong Kong, de Gary Chang.Tal vez no lo puedas hacer todo pero sí lo que más te gusta”. Con este lema se entiende como se abordó el siguiente enunciado. Este proyecto resuelve con materiales económicos la vivienda de un aficionado al cine y la música. Se antepone una función principal frente a todas las demás. En el desarrollo de cualquier proyecto se ha de respetar el programa de necesidades, o lo que es lo mismo, el listado de peticiones del promotor. El objetivo final de este proyecto se cumplió aportando valores complementarios, generar un espacio que transmita sensaciones. Las luces intermitentes del proyector y el estruendo de la banda sonora en los altavoces dan paso al día siguiente a un habitáculo lleno de luz y un interesante efecto espacial.
Otras alternativas, prefabricadas y europeas, están disponibles en el mercado.

loftcube

Loftcube, de Wegner Aisslinger, un diseñador berlinés, ofrece esta interesante casa prefabricada ideada para residir en las cubiertas los edificios urbanos. Sus 30 metros cuadrados están acabados con los revestimientos más exquisitos. La propuesta de Loftcube se sostiene sobre un mobiliario adaptado a los distintos usos y con una línea de diseño moderna. El exclusivo material Corian es protagonista en la formalización de este mobiliario, y si valoramos el ciclo vital del mismo en comparación con el costo llegaremos a la conclusión de que es una elección acertada. Uno de los materiales preferidos por los diseñadores de interiores, permite dar forma con cualquier color a cualquier diseño de mobiliario. Wegner concentra en el mínimo espacio de su Loftcube dos conceptos contemporáneos, el estilo moderno y el loft. Desde sus comienzos se ha ido transformando el concepto del “loft”. Aquí en España ha acabado adquiriendo un significado diferente al que en un origen fue. Un espacio pequeño sin compartimentar es la definición más habitual, pero en un origen se trataba de todo lo contrario.

mchouse

Otro ejemplo aunque más extremo es el de MicroHouse. Se ha ido un poco más lejos, reduciendo tanto el espacio que se resuelve el tema del precio. La clave está en el diseño de un mobiliario específico, la vivienda ya lo incorpora todo, es un producto prefabricado enteramente. Es un nuevo concepto de vivienda cubo, 2,6 metros al cubo, una manifestación llevada al límite del concepto de la micro casa, y una alternativa pionera al alcance de cualquier bolsillo. Por menos de 50.000 € puedes tener tu casa micro. Lo mejor de todo es que la puedes transportar con relativa facilidad, con lo cual se resuelve también el tema del apartamento en la costa.

Edición impresa del artículo publicado:

espacios minimos

Tags: